“El esfuerzo fue grande, lo mismo que está siendo la recompensa”. Hablamos con Guillermo Acuña.

Tras 15 meses asistiendo al Estadio Nuevo los Cármenes, el investigador Guillermo Acuña (UGR) ha realizado un estudio acerca del desarrollo de los encuentros y la afición rojiblanca.

Somos conscientes de la evolución constante que ha sufrido el fútbol durante los últimos años. Basándose en aspectos tales como: el proceso histórico y atención mediática, evolución de los estadios (seguridad de estos), simbolismo, rituales, violencia, racismo y educación en valores,  Acuña ha dirigido este estudio: “El fútbol como producto cultural”. Para conocer algunas curiosidades hemos  tenido la oportunidad de hablar con él:

 

-Por la experiencia desarrollada en Los Cármenes, sociológicamente hablando, ¿cuál consideraría el principal defecto o mayor virtud de los granadinistas?

Bueno, es una pregunta bastante complicada ya que tendríamos que generalizar acerca de un conjunto de miles de personas entre las que seguro que habría gente que no se identificaría. También supone la pregunta compararse con el resto de aficiones, lo cuál no ha sido objeto de estudio durante la investigación. Pese a todo, en relación a la imagen que proyecta el club, así como la historia que le precede desde hace ya casi un siglo, podemos afirmar que se trata de una afición que ha tenido que aprender a sufrir, a veces por participar su equipo en categorías que quedan por debajo en su ranking histórico, y otras veces por intentar mantenerse en la élite del fútbol español… es una afición por lo general humilde, consciente de las limitaciones de su equipo pero también de lo que es capaz de hacer y por eso también es exigente.

-Desde esa misma vertiente sociológica, ¿qué cree que propicia los insultos en los estadios de fútbol y no en otro tipo de recintos deportivos?

Creo que esos comportamientos tienen mucho que ver con la trascendentalización de este deporte. Para mucha gente, el fútbol y todo lo que le rodea cobra un sentido simbólico que hace que deje de ser un simple juego o un entretenimiento, para ser parte de su forma de vida. No quiero que se entienda como algo bueno o malo, es algo que sencillamente ocurre, y no sólo aquí sino alrededor de todo el mundo. Para explicar, como bien dices, el motivo de porqué la violencia verbal es el pan de cada día en los estadios de fútbol y no tanto en otros deportes, quizás deberíamos relacionarlo con la importancia a nivel cultural que tiene el fútbol con respecto a otros deportes.

-La incursión y presencia del género femenino es cada vez más notable, ¿ha observado gran diferencia entre el comportamiento de hombres y mujeres? 

Muy buena pregunta. Por un lado, el hecho de que la mujer cada vez tenga un mayor peso en la asistencia total al estadio está relacionado con su participación en la cultura que se genera en torno al fútbol. En ese sentido, te sorprenderían los comportamientos que se pueden ver y escuchar, protagonizados por mujeres totalmente inmersas en el ambiente de las gradas. Por otro lado, el público femenino, por lo general, es más propenso a mostrar actitudes favorables de solidaridad, diversión y juego limpio, frente a una mayor competitividad del género masculino.

-¿Cuáles han sido las principales diferencias que ha observado entre los distintos sectores de la grada?

Aunque no se ha realizado un profundo estudio socioeconómico, por todos es sabido que los sectores dividen a la afición, salvo excepciones, por estatus social. El poder adquisitivo del público asistente a tribuna habitualmente será mayor que el de preferencia, y éste a su vez de los fondos. Sin embargo, la principal diferencia entre sectores posiblemente sea la intensidad de la animación, mucho mayor en los fondos, especialmente el Fondo Sur. Por eso quería recalcar lo de las excepciones, ya que muchas personas se guían por las características de animación con las que se sienten identificados, a la hora de comprar un abono o una entrada, con las limitaciones de su cuenta corriente.

dsc00204

 

– Una parte del estudio se centra en el factor seguridad, ¿consideraría oportuno aumentar la seguridad en el estadio? 

Las principales medidas estructurales de seguridad están impuestas por ley, cámaras de seguridad, chequeos a la entrada, tornos de acceso individual, planes y salidas de evacuación… De forma personal las encuentro oportunas. Creo que un mayor control en estos elementos rozaría la paranoia y no se puede vivir ni acudir a un estadio con el miedo de que y si un día… Además, con respecto a las agresiones y actitudes violentas, creo que ha cambiado significativamente el comportamiento de los hinchas más radicales. En el caso de Granada, no creo que la violencia física sea uno de sus signos de distinción, como ocurre en otras peñas radicales de otros equipos. Te mentiría si no te dijese que he visto alguna pelea o trifulca dentro del estadio, pero son hechos muy puntuales desde hace ya más de cinco años y que los cuerpos de seguridad privados y públicos han solventado sin problema.

– El Granada C.F. deportivamente lleva varias temporadas sin convencer, ¿se ha encontrado con algún manifiesto de desacuerdo por parte de la afición?

Evidentemente, ningún aficionado es ajeno a que al fin y al cabo el fútbol es un deporte y el deporte es competición. Cuando el resultado es negativo, la gente da su opinión acerca de lo que debería cambiar para revertir la situación. Algunos aficionados culpan al cuerpo técnico, a la plantilla de jugadores, a su compromiso, muchos critican la gestión empresarial y su visión mercantilista del club… Hay opiniones para todos los gustos, pero es evidente que algo pasa cuando esto sucede varias temporadas seguidas.

– ¿Con que se quedaría de la experiencia? ¿Alguna anécdota?

La experiencia ha sido increíble. Alguna gente podría pensar que iba al estadio a ver que ocurría en las gradas y luego lo escribía, pero ha sido mucho más que eso. Entrevistas, encuestas, grabaciones de sonido ambiente transcritas, análisis de medios de comunicación, horas y horas de estudio del tema… lo hice todo con mucha ilusión, pero el esfuerzo fue grande, lo mismo que está siendo la recompensa. Le agradezco mucho a toda la gente que se prestó voluntaria a la colaboración en el estudio.

Me quedo con la sensación de haber podido entender mejor la cultura que se genera en las gradas de un estadio de fútbol, también con las anécdotas y experiencias de la gente que entrevisté, cada uno diferente al resto pero con sus propios motivos me expresaba su devoción por el fútbol y el Granada C.F.

Podría escribir varias páginas de anécdotas y me faltaría espacio para ponerlas todas, me hacía gracia la gente que pensaba que era ojeador de algún otro equipo y estaba “espiando” a sus futbolistas. Tampoco puedo negar que alguna vez me haya dejado llevar por el ambiente y la emoción del espectáculo… Al final iba a tener razón Bill Shankly con aquella mítica frase de que “hay gente que piensa que el fútbol es una cuestión de vida o muerte, no me gusta esa postura. Es mucho más que eso”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s