Nunca dejes de ser tú

A veces nos olvidamos
de quiénes somos. Unas veces lo hacemos para complacernos a nosotros mismos, pero lo peor es que otras tantas lo hacemos para complacer a otras personas. Nos engañamos. Nos engañamos porque adornamos nuestra identidad intentando llenar vacíos. Tomamos una nueva identidad en la que realmente no encajamos y que causa esa sensación de vacío. Perdemos nuestra personalidad y obviamos lo que realmente queremos y necesitamos.
No niegues quien eres, no ignores tus ideas… Pero sobre todo nunca te olvides de donde vienes. Nunca dejes de ser tú.

image